Archivo de la categoría: sociedad

¡Guapa!

Una chica va andando por la calle,  un operario  desde un andamio le grita: “hasta luego, preciosa”.  Ella le dice que la ha molestado, él no se disculpa y ella graba en su móvil un alegato en pro del derecho de las mujeres a no ser molestadas en la calle por comentarios de desconocidos. Le anuncia que lo va a subir  a las redes y así él se lo pensará dos veces antes de reincidir.

Los comentarios a su video en la web son una clara muestra de las dos posturas que hoy se enfrentan en el tema de la igualdad. Una minoría , tanto de hombres como de mujeres,  da la razón a la chica y considera el piropo una forma solapada de machismo , herencia de una sociedad patriarcal en la cual los hombres opinaban sin recato sobre el físico de las mujeres. Y una mayoría que insulta a la chica, la tratan de gilipollas, feminazi, quema calzoncillos,  reivindicando ellos su derecho a decir lo que les de la gana y ellas la inocencia y el placer de un piropo. Una de las más agresivas asegura que “ellas” también piropean a los chicos guapos… Supongo que lo hacen en grupo, como la Manada, imitando lamentablemente comportamientos masculinos.

Algunos hombres confiesan su desconcierto ante el enojo de la chica; no lo entienden,  “ya no se va a poder ni ligar”, dice uno. O sea, no saben cómo acercarse a esa nueva mujer que pide que se respete su espacio y su derecho a no ser molestada con comentarios que no ha solicitado. Hace unos treinta años yo solté una frase en una entrevista que llamó mucho la atención : “Los hombres hoy no saben dónde están”. Me temo que muchos no han encontrado todavía el sitio que les corresponde.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/07/06/guapa/0003_201807G6P13995.htm

 

Anuncios

El perverso efecto de la fama

Todos los delincuentes famosos han tenido imitadores, desde Jack el destripador a Charles Manson pasando por Al Capone. No es de extrañar que en Canarias haya aparecido un grupo que se autodenomina la Nueva Manada.

La imitación de una conducta delictiva puede deberse a la identificación con esa conducta  y a la  admiración ante alguien capaz de realizar lo que ellos desean y no se atreven a hacer, sentimiento frecuente en los crímenes racistas, en las violaciones y en los robos a gran escala. Y también, muy frecuentemente, el detonante para convertirse en imitador es la fama alcanzada por los delincuentes. Probablemente en el caso de Canarias funcionan ambos motivos.

El deseo de notoriedad puede ser, en algunos casos, lo que provoca el delito. Hace años dos chicas asesinaron a una compañera porque matarla era “ una experiencia nueva “  que les permitiría “hacerse famosas”. Ellas admiraban a José Rabadán, el chico que mató a sus padre y a su hermana con una katana y que acaparó la atención mediática durante meses.

En estos días, uno de los miembros de la manada original pretendió renovar su pasaporte, cosa absurda en su situación, pero no carente de sentido.  Lo que ha conseguido es atraer de nuevo la atención hacia él, ya no como grupo sino individualmente. El próximo paso será hacer declaraciones…Me temo que las manadas van a proliferar.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/06/30/perverso-efecto-da-fama/0003_201806G30P15992.htm

 

 

 

 

 

 

¿ Y si la denuncia es falsa?

Me llama un amigo , escandalizado de la postura de quienes criticamos  la sentencia de la manada , sin haber visto el vídeo y “ni siquiera “ haber leído la sentencia íntegra.

Y me presenta un caso : Un funcionario X , recién llegado a un puesto  de un Ministerio se lleva mal con una funcionaria de rango más bajo , pero que tiene más antigüedad. Ella entorpece su trabajo todo lo que puede y él procura evitarla e ignorarla.

Un día ella  va a su despacho para protestar por una cuestión de turnos de vacaciones. Él le dice que los turnos se eligen según criterios fijados de antemano y que los cambios dependen de favores personales entre colegas. Y añade  que algo tendrá que poner  ella de su parte para  conseguir un cambio.  La mujer , convulsa , con los botones de la blusa abiertos , y la barra de labios corrida, se presenta en el despacho del jefe de ambos y dice que X ha intentado agredirla. Es su palabra  contra la de él. Sin duda la creerán a ella, dice mi amigo.

Llamo a mi amiga jueza, que, casi enfadada, me dice que siempre se parte de la presunción de inocencia y, en este caso, las pruebas de la mujer son débiles y existen motivos espurius, estaríamos ante un caso  de “incredibilidad  subjetiva” al detectarse enemistad manifiesta, que evidencia la posible existencia de venganza contra el denunciado.

Le paso la información a mi amigo para tranquilizarlo y , de paso, le cuento que en Estados Unidos los profesores de Universidad reciben a los alumnos con la puerta del despacho siempre abierta. Tomar precauciones nunca está de más.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/05/16/denuncia-e-falsa/0003_201805G16P16992.htm

 

 

Desde aquel día lo perdí todo

La novia de uno de los guardia civiles apaleados en un bar de Alsasua  ha declarado en el juicio que se celebra estos días contra los ocho detenidos por la agresión.  Sus palabras revelan la vigencia de la exclusión social de las víctimas en el país vasco. Situación muy bien narrada en la novela Patria.

ETA no solo asesinaba; también mataba socialmente a toda la familia del asesinado.  Al dolor por la pérdida  del muerto se unía el dolor de sentirse abandonados. Los amigos evitaban su compañía. La tertulia del bar, las excursiones, la partida de cartas , todo lo que era su mundo cotidiano le volvía la espalda. Unos por cobardía , otros por ciego fanatismos abandonaban a la familia ; nadie hablaba con ellos en la calle, nadie los acompañó al entierro; todo el mundo los dejó solos con su dolor y su desamparo.

Estoy hablando de los años en los que ETA asesinaba. Lo terrible es que las palabras de la novia del guardia civil demuestran que los métodos heredados de Eta siguen presente y la exclusión es la respuesta de la sociedad a los agredidos.

En Euskadi una parte de la sociedad quiere echar a Guardia Civil y Policía Nacional de su territorio y otra parte comete actos violentos encaminados a producir terror para conseguir su objetivo .El  resto de la sociedad  mira hacia otra parte, como el propietario y la camarera del bar que declaran que no vieron nada, o como los que estaban allí y ni ayudaron a los agredidos ni denuncian posteriormente.

Por eso las víctimas  tienen que declarar tras un biombo y por eso y tras soportar pancartas como  ”el pueblo no perdona” , la novia , que había vivido siempre en Alsasua se va del pueblo, dejando esta desoladora declaración: “Desde aquel día lo perdí todo”.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/04/23/perdino/0003_201804G23P12997.htm

 

 

 

 

El hongo milagroso

 

Cada cierto tiempo se ponen de moda productos calificados de maravillosos o de “ super alimentos” : las bayas de goji del Himalaya, la quinoa, el ajo negro, las semillas de chia, el alga espirulina…productos que , dicen , alargan la vida, aumentan la energía y la fuerza, borran las arrugas, reducen el colesterol, hacen perder peso, mejoran la función sexual, resuelven el insomnio, además de ser una gran ayuda contra el cáncer, los problemas circulatorios y toda clase de males; o sea , la panacea universal o bálsamo de Fierabrás, que don Quijote conoce y prueba con relativo éxito. Así que la cosa viene de lejos.

En mi infancia , el producto maravilloso se llamaba  “el hongo” , sin más. Unas amigas de mi abuela lo tenían e invitaban a sus amistades a una copita del agua que soltaba. Lo mantenían a temperatura ambiente sobre un aparador, en una jarra de cristal ,  flotando como una medusa marrón en un agua amarillenta  y cubierto con un tapete de ganchillo. Era algo repugnante.

Hace unos años se habló mucho del hongo Dictyophora,  que tenía forma de falo,  y cuyo olor , decían, producía orgasmos en la mujeres, pero  no llegó  a comercializarse como afrodisiaco. El producto milagroso actual es otro hongo,  el Reishi, de origen chino . Se anuncia como el hongo de la eterna juventud y se vende en herbolarios, parafarmacias y  tiendas de productos dietéticos. Juzgando por las fotos del hongo original, yo juraría que es el mismo de mi infancia, que , sin jarra y sin tapete de ganchillo, ha mejorado mucho. Nihil novum sub sole.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/01/16/span-langglvolve-moda-do-fungo-milagroso-span/0003_201801G16P13991.htm

 

¿El mejor remedio contra la gripe?

 

Si me gustasen los trucos narrativos dejaría para la última línea la respuesta , pero no quiero hacerles perder el tiempo. El mejor remedio es la paciencia  … y lo de siempre : cama , o si prefieren , un sofá cómodo. Así, al menos, no añadirán la desesperación a los males del virus.

La gripe de este invierno se caracteriza por los ataque de tos, sobre todo nocturnos: en cuanto uno se tumba, una tos imparable se apodera del paciente para su desesperación y la de su pareja, si acaso no la sufren en soledad. De ahí la preferencia por el sofá. Para colmo de males, hace años que se han excluido de la Seguridad Social los jarabes para la tos, so pretexto de su ineficacia. Una falacia absoluta, porque no curan , pero si alivian los síntomas. En vista de eso, la industria farmacéutica se ha apresurado a anunciar por TV múltiples medicamentos para la tos, que el afectado debe pagar de su bolsillo. Los anuncios de TV son carísimos , así que debemos de ser millones los infectados por este virus.

Para no colapsar el servicio de Urgencia deberían decir en los telediarios lo mismo que les dirá el médico: “Beban mucha agua”. El agua es barata y no hace daño a ningún órgano. Es lo que le recomendaba Avicena a sus pacientes y , antes que él, el curador de las tribus prehistóricas. Es un remedio acreditado.

Y no lo olviden : paciencia. Les hablo desde mi experiencia de vacunada y sufridora de dos gripes desde septiembre. Son dos o tres semanas, según anden de defensas, y una tercera en la que ya podrán reanudar su vida ordinaria.  Hechos papilla, eso sí, pero ya podrán. No se desesperen.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/01/11/mellor-remedio-gripe/0003_201801G11P13994.htm

 

 

Año nuevo y todo igual

Durante muchos años,  al final de diciembre me dedicaba a hacer listas de propósitos para el nuevo año, con un entusiasmo que se iba desvaneciendo día a día , dejándome un poso de de fracaso y malestar, que, sin embargo no impedía que al diciembre siguiente volviera a hacer listas de nuevos y viejos propósitos.

Hasta que me contaron la historia del inválido que va en silla de ruedas a Lourdes, a pedir su curación y que en una empinada cuesta abajo le fallan los frenos de la silla. Y entonces grita: “¡Virgencita, Virgencita , que me quede como estoy !”.

Fue una revelación. Me sentí identificada con el tullido y, sin esperar a que se rompiesen los frenos de mi silla, renuncié a convertirme en campeona de los cien metros valla y a esforzarme por hacer cosas que nunca había hecho y que nunca haré. Y, de paso, a disfrutar de lo que tengo y de lo que haré de forma natural , sin necesidad de propósitos.

Pero este diciembre de 2017 con el asunto de las elecciones catalanas he vuelto a las andadas. “Esto va a cambiar”, pensé .Y la noche del 21 me quedé pegada al televisor, esperando hasta el último minuto un milagro . Pero no hubo cambio. Estamos igual que estábamos. Por eso,  sin saber lo que se avecina, lo empinada que puede ser la cuesta abajo por la que rodamos, creo que lo más sensato será decir lo mismo que el inválido : ¡Virgencita , Virgencita, que se queden como están!

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/01/04/ano-novo-segue-igual/0003_201801G4P16993.htm