Archivo de la categoría: Castellano

Los hombres se sienten amenazados por las mujeres

No todos, pero sí suficientes para que sus actitudes fueran recogidas por empresas que se encargan de analizar tendencias de la sociedad. Como consecuencia del movimiento Me too, que dio voz y fuerza a mujeres que durante décadas aguantaron abusos y mismo agresiones sexuales, algunos hombres se sienten inseguros y temen ser objeto de falsas denuncias que mancillen su honra de soltero honesto o ejemplar padre de familia.

Es un temor comprensible, porque nadie puede garantizar que no haya una denuncia contra un hombre inocente, como tampoco se puede garantizar que una mujer inocente no vaya a ser denunciada o atacada sexualmente. Las mujeres se sintieron inseguras se puede decir que siempre. Ahora los hombres comparten esa sensación de inseguridad, que para ellos es nueva. También debo decir que la inseguridad femenina es mayor, porque aún hay jueces que piensan que una minifalda o los botones desabrochados de una blusa son signos de provocación, y que no defenderse hasta morir es signo de consentimiento en una violación.

En cuanto a los hombres que para prevenir riesgos deciden «evitar a las mujeres» en comidas o viajes de trabajo, pienso que puede deberse la que sus tendencias los llevan a preferir otra compañía. Y amenazar con que Me too puede ser causa de que las empresas no contraten mujeres es cómo decir: «O dejas que abusen de ti, o no hay trabajo». Ese no es el camino. Los hombre tendrán que asumir la pérdida de su antigua seguridad, igual que las mujeres asumimos la nuestra.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2019/01/07/ameazados-mulleres/0003_201901G7P13991.htm

 

Lo volveré a hacer

 

Todos los medios informativos reproducen las palabras del asesino confeso de Laura Huelmo : Por favor, déjenme encerrado toda la vida, no me dejen salir más porque lo volveré a hacer», Algunos incluso las califican de “conmovedora confesión”.

Seguro conocen la historia del loco que mató a una niña y al que , tras 20 años encerrado en un manicomio y mantener una conducta ejemplar, un doctor decide dejar en libertad. El loco no quiere salir, porque allí – dice-  se siente seguro, aquella residencia es ya su casa, y le gusta el trabajo de jardinero que hace. El médico insiste : algo habrá que le apetezca hacer fuera del manicomio. El loco asiente, algo sí que hay…  Sale y mata a la primera niña que se cruza con él.

El asesino del que hablamos no es un loco. Es responsable de sus actos , que son consecuencia de un temperamento violento y de la carencia de una educación que lo haya acostumbrado  a dominar sus instintos.

Según un estudio de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en 2014, el  95% de los homicidios a nivel global son cometidos por hombres. Eso no significa que sean “los malos” de la sociedad. Matan más porque pueden hacerlo: son más fuertes y los han educado para ejercitar su fuerza, en todos los sentidos.

Lo repito de nuevo : sólo la educación recibida en la  familia y en la escuela y prolongada a lo largo de toda la vida  puede conducirnos a una sociedad paritaria y pacífica. ¿Utopia?  Quizá. Pero es el momento de desearles a todos ustedes un feliz 2019 y que puedan verla realizada.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/12/31/volverei-facelo%20/0003_201812G31P12995.htm

 

 

 

¿ Sabes perrear?

Yo  no se perrear , ni a mi edad me planteo aprender , ni aunque estuviera en plena juventud bailaría esa danza.  Y por si algunos de mis lectores ignora que  quiere decir perrear , les aclaro que es la traducción del verbo inglés  to  twerk  , y consiste en un baile que imita los movimientos de los animales, sobre todo del perro cuando copula . Con las rodillas flexionadas se hacen movimientos de cadera hacia delante y hacia atrás . Famosas del espectáculo como  Rihanna o Miley Cyrus lo incorporan a sus coreografías.

Les cuento esto porque la palabreja irrumpió de modo inesperado en la ceremonia de entrega del balón de oro de futbol femenino .Era  la primera vez que se daba este trofeo a una mujer, y la ganadora, una chica noruega, dio un ejemplo de deportividad y de feminismo. Se trata de un deporte minoritario para acceder al cual las chicas tienen que superar muchas dificultades. Y Ada Hegerberg, no dejó pasar la ocasión de animarlas a participar , diciendo :  Quiero acabar este discurso pidiendo a las niñas de todo el mundo: por favor, creed en vosotras».

Entonces un presentador estúpido le pregunto, sin venir a cuento : ¿ Sabes perrear?  La chica se puso seria y contesto secamente : ¡No!

El tipo, ante la avalancha de reproches que le lanzaron desde las redes sociales se disculpó diciendo que era un error debido a su mal inglés. Pero la pregunta la había hecho en francés…Está claro que el éxito deportivo le importaba un rábano.

O sea, que no hay que bajar la guardia nunca porque en cualquier parte salta la liebre del machismo.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/12/10/span-langglti-sabes-perrearspan/0003_201812G10P12997.htm

 

¡Déjala, no la mates!

Es el grito de una niña de seis años durante una escena que no olvidará mientras viva.

Su padre, en trámites de divorcio, había vuelto a la casa familiar para desmontar y llevarse un ordenador. El padre y la madre discuten. Él coge un cuchillo de 15cm de hoja y amenaza con  él a la mujer en presencia de los hijos, de dos y seis años. La mujer intenta defenderse y quitarle el cuchillo. Forcejean y el hombre la hiere , una herida superficial, dice la sentencia . Caen al suelo y allí el hombre aprieta con su mano izquierda el cuello de la mujer hasta que ella manifiesta claros síntomas de asfixia. Es probablemente entonces cuando la niña grita : ¡Déjala, no la mates! Y el hombre , según subraya hasta ocho veces la sentencia, desiste “de forma libre y voluntaria” de su intención de matarla.

Esa decisión es la que lleva a los jueces – los mismos del caso de la Manada- a considerar lo sucedido no un homicidio en grado de tentativa sino un “delito de maltrato ocasional en su modalidad de causación de lesiones de menor gravedad”. O sea , 10 meses de prisión , en lugar de los ocho y medio solicitados por la Fiscalía.

Es admirable la intervención de la niña que , sobreponiéndose al terror que suele paralizar y enmudecer a las víctimas, fue capaz de articular una frase que salvó la vida de su madre.

Y es incomprensible, aunque sea legal, la postura de esos jueces, más proclives a minimizar la culpa del acusado que a defender a la víctima, cuando la víctima es mujer. ¿Hasta cuando?

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/11/29/span-langgldeixaa-non-matesspan/0003_201811G29P15992.htm

 

 

 

 

No ganamos para sustos

Cuando aún colea el asunto de las hipotecas nos enteramos de que un franquista enloquecido pretendía convertir en mártir al presidente de gobierno. Y cuando el frustrado intento ponía de relieve lo bien que funcionan los servicios de seguridad de algunas personas, nos enteramos de que desde la estación de Sants en Barcelona a la de Atocha Madrid viajó una pasajera que podía llevar en su maleta una granada de mano.

Era el cierre de un cinturón que en la pantalla de control parecía, en efecto, un arma. Los vigilantes se dispusieron a detener a la propietaria, pero se confundieron de persona, abrieron la maleta de otro pasajero y, mientras, la supuesta granada siguió su camino hasta Madrid .Parece que  la seguridad de los que viajamos en tren y no en avión privado no está en buenas manos.

Peor ha sido lo del poema del juez que se publicó en la revista de la asociación de jueces Francisco de Vitoria. Un poema que insulta a Irene Montero, con alusiones a su vida privada .Y se publica además con foto de la diputada. Y nadie en la revista se enteró ni de los insultos ni del asqueroso tufo machista que despedía el engendro. Da escalofríos pensar que gente con esta mentalidad sea la que juzgue a los agresores de mujeres.

Ahora, juez y revista tienen que pagarle 70.000€ a la agraviada. Que tomen nota todas las mujeres insultadas y agredidas, a ver si hay suerte y les cae una indemnización así. Que no lo creo, la verdad.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2018/11/10/span-langglnon-ganamos-sustosspan/0003_201811G10P14993.htm