Archivo del Autor: marinamayoral

Una periodista contra Putin

Marina Ovsyanikova publicó un vídeo en el que decía que se avergonzaba de haber estado sirviendo a la propaganda del Kremlin, que lo que estaba sucediendo en Ucrania era un crimen, que Rusia era el agresor y que la responsabilidad era de Putin. Después se plantó en la televisión, en el canal de más audiencia, en la hora punta con un cartel en el que se leía :”No a la guerra. Parad la guerra. No creáis la propaganda. Te están mintiendo”. 

Fue detenida, desapareció durante dos días y al ser liberada, con signos de gran cansancio, dijo que había tomado esa decisión por sí misma, que el interrogatorio había durado más de catorce horas, y que llevaba dos días sin dormir.

La han condenado a una multa de 30.000 rublos ( 250€) por el vídeo y está pendiente de un juicio por su aparición en la televisión en el que puede ser condenada a 15 años de cárcel. Horroriza pensar lo que puede sucederle a esta valerosa mujer. También ha dicho: “Espero que este sacrificio no haya sido inútil”.

A mí me ha traído a la memoria algo que todos los periodistas del mundo recuerdan con admiración: los dos reporteros que echaron del poder en 1974 a Richard Nixon.  Quizá también se lo haya recordado a Putin y su entorno.  Ojalá que en esta ocasión funcione la solidaridad de la prensa para que no se olvide a esta heroína. ¡Ojalá que las redes sociales difundan su mensaje, que los jóvenes que usan esas redes para comunicarse entre sí hagan suya esa protesta y extiendan a través de sus móviles ese grito a en contra de la guerra y a favor de la libertad de expresión!¡Ojalá!

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2022/03/19/xornalista-contra-putin/0003_202203G19P17992.htm

Morir por una causa justa

MORIR POR UNA CAUSA JUSTA

Al mismo tiempo que se produce el movimiento migratorio hay otro de entrada en Ucrania : son hombres,  y también mujeres,  que llegan allí para defender el país contra  las fuerzas de Putin. Algunos tienen experiencia militar, otros son civiles, hay ucranianos que vuelven a la patria y hay extranjeros de cualquier parte del mundo; hay personas conocidas , otros son seres anónimos; unos van para defender la independencia de su país, otros para defender la democracia, la libertad y la justicia. A todos los une la misma decisión, todos están dispuestos a tomar las armas, aunque nunca lo hayan hecho antes, todos están dispuestos a luchar y a morir.

Son voluntarios, nadie los ha obligado ni presionado, saben que probablemente no verán realizado su sueño de independencia y libertad, pero van convencidos de que su esfuerzo no es inútil. En un telediario se ve a un combatiente sin uniforme, mira hacia la cámara sonriente y saluda : “¡ España , no pasarán!”. Triste evocación, porque sí pasaron y ahora también pasarán. Muy pocas veces David vence a Goliat, pero el mito mantiene viva en nosotros la esperanza y hace surgir el heroísmo.

El tenista  Sergly Stakhovsky , ya en Ucrania , cuenta que su mujer está enfadada con él por su decisión de regresar allí, que confía en que se le pase el enfado y lo comprenda, y que a sus hijos, demasiado pequeños para entenderlo, les dijo al salir : “ Voy al garaje . Volveré pronto”.

Ojala que el mundo no olvide el sacrificio y el ejemplo de esos hombre y mujeres que están llegando a Ucrania dispuestos a morir , si es necesario, por una causa justa.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2022/03/07/morrer-unha-causa-xusta/0003_202203G7P14992.htm

Un paseo por Arco 2022

Mientras desayuno me entero de que Putin ha invadido Ucrania. Camino de Arco , el taxista me da una conferencia sobre la subida que se avecina de los carburantes.  Es un día reservado a profesionales . La amiga con la que voy comenta señalando el numeroso público. ¿Tú crees que es buen momento para comprar?

Vamos recorriendo las galerías, nos paramos casi siempre en lo que ya conocemos y nos gusta ( Merz, Elliasson, Genovés, Canogar…). Suele pasar a la gente de mi edad. A pesar de ello, veo artistas desconocidos que me llaman la atención, casi siempre son mujeres, son más innovadoras y originales que sus colegas varones, que suenan , con frecuencia, a “deja vu”. Admiramos unas litografías de Donald Judd ( 36,000 € la pieza ) y una de sus “cajas” (840.000€ ) . Mi amiga hace una foto. Tiene un carpintero estupendo, dice, y quizá le diga que le haga una copia. Le confieso que durante años soñé con hacer yo misma una copia de la ”Rueda de bicicleta” ( Bicycle Wheele ) de Duchamp.

De pronto, los guardias nos cierran el paso, se arremolinan los reporteros, decenas de cámaras apuntan a un mismo punto. Por el centro del pasillo avanza una mujer, vestida con traje de chaqueta oscuro, ajustado por amplio cinturón, delgadísima y muy tiesa: es la reina Leticia.

Por la tarde veo una instalación preciosa: doce figuras negras ovaladas, suspendidas, como si flotasen, de una pared blanca. Parecen ingrávidas, pero son piedras de granito de Manolo Paz (Mundos de pedra). El galerista me permite acariciar las piedras pulidas y brillantes. El precio, comparado con Judd, me parece barato.

En el taxi de vuelta, el conductor nos asegura que, además de quedarnos sin combustible para los coches, nos quedaremos sin calefacción. En fin, siempre nos quedará el Arte.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2022/02/27/span-langglunha-volta-arco-2022span/0003_202202G27P22997.htm

Una más

Sí, una más. Una chica de diecisiete años que ha sido víctima de un chico de diecinueve que puso en práctica aquella norma bárbara y estúpida que creíamos superada:  “La maté porque era mía “. Una vez más, un hombre del siglo XXI, ha creído que una mujer es un animal, menos aún, un objeto que le pertenece, del que puede disponer a su antojo y que puede destruir cuando le plazca. Y no se trata de un empujón o de un golpe dado en el acaloramiento de una discusión y que tiene fatales consecuencias. No, le asestó varias cuchilladas. Y después ocultó el cadáver. Sabía lo que hacía.

¿Cómo pudo suceder? ¿Qué está haciendo mal esta sociedad para que sucesos así sean tan habituales? Se analizan los factores sociales, se busca la relación con la frustración de la juventud, con problemas como la falta de trabajo o la discriminación racial… Desde las aulas de los colegios, a los medios de comunicación en todas partes se alerta a las adolescentes sobre los peligro de una relación en la que el chico controla a su pareja (no te vistas así, con quien sales, quien te llama al móvil…) Y los resultados son nulos. Las jóvenes siguen viendo esas señales de dominio como muestras de amor, y los chicos las ven como una forma de poder que no están dispuestos a perder, porque lo identifican con su naturaleza.

Quizá sea pronto para ver los resultados de las campañas de concienciación. Hay que seguir insistiendo, con los más pequeños sobre todo, con los que aún no están deformados por costumbres e ideas de otros tiempos en los que la mujer era una posesión del hombre (padre o marido ) , un ser sin destino propio, sin autonomía. Fueron muchos siglos y es difícil borrar los restos de aquella situación.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2022/02/13/unha-mais/0003_202202G13P14994.htm

poema

Hoy los cielos y la tierra me sonríen