Sin educación

Freud decía que el bebé era un “perverso polimorfo”. Convertir a ese ser que busca su satisfacción de forma inmediata y sin trabas en un ser social es la función de la educación, que tiene que ser ejercida por la familia  y la escuela.

Los padres actuales tienen muy mermada su función educativa por causas laborales. Suelen trabajar tanto el padre como la madre con unos horarios que les impiden ver a sus hijos. Estos quedan al cuidado de abuelos que, por edad y talante, se sienten más inclinados a consentir que a contrariar a sus nietos imponiéndoles reglas y obligaciones;  o están en manos de personas ajenas a la familia que ni saben ni tienen interés en educar:  Poner a los niños ante la televisión desde su más temprana edad es la gran panacea.

Así, el niño sigue conservando sus hábitos de bebé: es exigente, lo quiere todo  inmediatamente, se rebela contra cualquier demora o cualquier negativa . Y así llega a la escuela donde un docente tiene que intentar educarlo además de instruirlo. Por desgracia no puede, porque se ha perdido el sentido del respeto y de la autoridad que son indispensables para un maestro. El docente no encuentra ni  apoyo institucional ni el de unos padres que han perdido su función de educadores.

¿Soluciones? : Conciliación laboral y dignificar la figura del docente. Todo el mundo lo sabe , pero no interesa llevarlo a la práctica.  ¡Lástima! Esos niños y niñas sin educación son nuestro futuro.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2016/04/25/sen-educacion/0003_201604G25P12995.htm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s