Palabras para Elena Catena

Elena repetía con frecuencia tres frases que resumen en gran medida su sentido de la existencia.

Una es : “LA VIDA ES EL SUMO BIEN”.

Con esas palabras Elena respondía muchas veces a las nuestras, cuando nos dejábamos vencer por el dolor, por la desesperanza, o por la desesperación.

La vida es un don precioso, nos decía, y hay que respetarla, estimarla y disfrutarla, a pesar de todos los pesares. Elena supo disfrutar de lo que la vida le ofreció y se esforzó en que los demás aprendiésemos a hacerlo y no desperdiciásemos ese sumo bien que se nos había concedido.

La segunda frase es : ¿QUÉ PUEDO HACER POR TI?

En ella se resume la postura de solidaridad que Elena mantenía con toda persona que le exponía un problema. Se implicaba y hacía lo que estaba en su mano por ayudarle.

La tercera frase Elena la había aprendido de su padre, que había hecho la guerra de África , y nos la transmitió:

CUANDO AVANZA LA MORISMA , PEGARSE AL TERRENO.

Elena era una luchadora, lo fue hasta el final. Un luchadora activa. Pero cuando las cosas venían muy mal dadas, se acordaba de su padre y decidía que, si no se podía avanzar, al menos había que resistir. Y así lo hizo siempre y así nos enseñó a hacerlo.

Y ahora aquí nos tienes , Elena : pegados al terreno. Echándote de menos y resistiendo.
Gracias por tu amistad y por tu ejemplo.

Anuncios

2 Respuestas a “Palabras para Elena Catena

  1. Tuve el privilegio de oirle esas frases, de vivir s solidaridad, de recibir su inspiracion y su estimulo… la vida es el bien supremo, Elena, seguro que si, y tu enriqueciste la mia sobremanera.
    Gracias, Marina, por crear este simple pero valioso vehiculo de recuerdo y reconocimiento.
    Alma Flor Ada

  2. vicenta márquez de la plata ferrándiz

    Conocí tarde a Elena Catena, tuve la suerte de convertirme en amiga suya ¿acaso no era amiga de cualquier persona que quisiera hablar con ella? Muchas veces comimos juntas y hablamos de todo. Ella. me ayudó a publicar en Castalia, Le agradecí siempre sus palabras de ánimo y sus frases elogiosas. Le guardaré siempre un lugar en mi corazón. Cuando la visité la última vez en su retiro, aun me reconocía, aunque se olvidaba de lo dicho. Yo no la olvidaré, Nunca, nunca. Sería como olvidarme de mí misma. hasta la vista, Elena, te echo de menos..
    Vicenta Márquez de la Plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s