La justicia por la mano

Me temo que el caso de la mujer que seccionó el pene a su jefe y lo denunció por agresión sexual va a servir para desacreditar las  denuncias de mujeres  y, de paso, al movimiento Me too.

Ocurrió en Barcelona y todo parece indicar que se trata de una venganza y no de un caso de defensa propia. La mujer trabajaba de camarera en un bar propiedad del agredido. Ambos son de Bangladesh, él casado allí, y, según informaciones de testigos, mantenían relaciones íntimas. No está claro lo sucedido, y, de momento, la mujer está detenida y, según noticias de prensa, la policía desconfía de sus declaraciones y de que haya habido un ataque previo que motivase su agresiva respuesta.

El caso me trajo a la memoria un poema durísimo de Rosalía de Castro, “A xustiza pola man”. En él una voz de mujer nos dice que gente que tiene fama de honrada en la ciudad la ha agredido y deshonrado. Recurrió a la justicia y no obtuvo ayuda; tampoco la recibió del Cielo: “tan alto que estaba el buen Dios no me oía”, nos dice. Entonces coge una hoz, un instrumento de trabajo en el campo, y sigilosamente, cuando sus agresores están dormidos, de un solo tajo les siega la cabeza.  Y concluye “Entonces se hizo Justicia; yo, en ellos, y las leyes en la mano que los hirió”.

Es posible que solo el deseo de venganza haya empujado a la camarera de Bangladesh a una agresión tan cruel y violenta, pero también es posible que un sentimiento de indefensión y un deseo de justicia, igual al de la mujer del poema, haya guiado su cuchillo hacia esa parte de la anatomía de su jefe.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/06/06/span-langgl-xustiza-pola-manspan/0003_202106G6P15997.htm

Ponerse en forma

Estamos ya cerca del verano y proliferan en todos los medios de comunicación, incluidas redes sociales, los anuncios y consejos para ponerse en forma, algunos de los cuales no ocultan su verdadera intención, que no es mejorar la salud sino que al quitarte de encima el envoltorio de ropa que cubre tu cuerpo en el invierno, te veas con un aspecto estupendo si eres joven , y un poco menos deteriorado si ya acumulas un montón considerable de años.

Yo me encuentro en ese último apartado, el de los muchos inviernos, y no pensaba hacer, de cara al verano , nada más que  lo mismo que he hecho durante toda la pandemia: andar seis kilómetros diarios y levantar unas ridículas mancuernas de 1.5 kilos, que no estoy segura de que sirvan para algo , pero que me las ha recomendado una amiga muy optimista.   Y es ella la que ahora me ha pasado un folleto con unos ejercicios que duran solo 30 minutos y que repetidos tres veces todos los días durante un mes fortalecen “ el tren superior y el inferior”, así lo dice y así lo transcribo, por si fuesen útiles para alguien:

 Thruster , man maker, press de pecho, ,jumping  jacks, culs de bíceps, burpees, montain climbers, frog pump, squat, reverse nordic curl, lunge, kneeling get up, crunch modificado y puente de glúteo bird dog.

Me he acordado de que García Lorca decía del verso de Rubén Darío “que púberes canéforas te ofrenden el acanto” que él solo entendía el “que”….Yo , del folleto gimnástico, que viene sin dibujos ni ninguna otra  información, solo entiendo los “de “. Así que, para empezar, voy a ver si pongo en forma mi inglés , y después ya veremos.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/05/29/ponerse-forma/0003_202105G29P13991.htm

¡Vaya panorama!

El gobierno acoge, “por razones humanitarias”,  al  secretario general del Frente Polisario, Brahim GhaliEl primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani, considera que albergar al responsable de una banda que porta armas contra el país”  es un acto “inaceptable” y una “pura provocación” de España.

Poco después, miles de marroquíes invaden Ceuta a nado.  Unos dicen a la prensa que buscan trabajo; otros, que en España no hay trabajo y se vuelven por su pie a Marruecos; hay niños que llegan exhaustos y son atendidos por el ejército y fuerzas del orden. Desde España algunos critican las  devoluciones de inmigrantes en caliente, al otro lado de la frontera madres marroquíes piden la devolución de sus niños. Todo tiene un aire de astracanada, con la nota dramática de una bebé salvada por un guardia civil de morir ahogada.

El panorama lo completa el contraste entre la soflama de Yolanda Diaz en el Congreso , en plan arenga a la “famélica legión” con anuncio de derogación de la reforma laboral, y los ojos al cielo de la vicepresidenta Calviño, que la está escuchando, y que  tiene que bregar en Bruselas para conseguir el dinero salvador.

Y al fondo del cuadro, más de un millón de menores de 60 años, vacunados con una primera dosis de Astrazéneca, a los que el gobierno ha ofrecido una solución a lo Poncio Pilatos, o sea, lavándose las manos:   las Comunidades deciden qué vacuna van a ofrecer; y los ciudadanos podrán elegir Astrazéneca o Pfizer, previa firma de un “consentimiento informado “, no le vaya a tocar a alguno el trombo y pida indemnización.

Tenemos sol, eso sí… Ya lo dijo Valle Inclán: ¿Qué sería de este corral nublado?

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/05/23/vaia-panorama/0003_202105G23P13994.htm

La edad de Pardo Bazán 1851- 1921

Cuando estaba ya muy cerca de los setenta, doña Emilia zanjó la cuestión cambiando su fecha de nacimiento. En una entrevista, el Caballero Audaz, haciendo honor a su pseudónimo, le pregunta: “¿Cuántos años tiene usted?” Y doña Emilia responde: “Nací en La Coruña el 16 de septiembre de 1852”. No fue un lapsus de la autora ni una errata de imprenta. En otra entrevista, muy cerca ya de su muerte, a Enrique Estévez Ortega, que le pide “oír de sus labios” la historia de su vida, le dice: “Nací en 1852 “.

Doña Emilia era coqueta. Le gustaba acicalarse y estaba muy al tanto de la moda. Sus comentarios sobre los vestidos o los sombreros femeninos son frecuentes en sus crónicas de “La vida contemporánea”. Solía acompañarlos de observaciones sociológicas o higiénicas, como decir que las faldas largas son indispensables para los salones , pero que en la calle solo sirven para aliviar el trabajo de los barrenderos “atesorando porquerías y detritus”  que introducen en el hogar. Otras veces sencillamente disfruta describiendo los vaporosos trajes primaverales parisinos: “un poco de aire tejido, una envoltura transparente de crisálida”

Murió en Madrid, dejando tras sí una ingente obra, el 12 mayo de 1921, ¡ojo!  a los 69 años, como a ella le hubiera gustado resaltar.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/coruna/2021/05/18/span-langgl-idade-pardo-bazan-1851-1921span/0003_202105G18P13991.htm

Georgia O’Keeffe

GEORGIA O’KEEFE

En marzo de 1960 en las páginas de La noche, Mendez Ferrín dedicó un artículo: “A Marina Mayoral que escribió aquí de pintura no figurativa y de Jacson Pollock”.  Yo tenía 18 años y él pocos más, y hablábamos de Pollock , De Kooning o Mondrian como de viejos conocidos, pero ni una mención a Georgia O’Keeffe, que, en esa fecha, iba ya lanzada hacia la gloria y el mito en que se convirtió a su pesar.

La gran exposición retrospectiva que puede verse actualmente en Madrid es la primera que se realiza en España, donde todavía para el gran público Georgia O’ Keeffe, que nació en 1886, es una desconocida.

Se casó en 1924 con el fotógrafo Alfred Steglitz, 25 años mayor que ella, y sus fotos, desnuda, realizadas por él en la década de 1918- 28 fueron una revolución y un hito en la historia de la fotografía. Las pinturas que Georgia realiza por esa época han sido calificadas de eróticas y feministas y se ha dicho que representan de forma abstracta los órganos sexuales femeninos. Ella negó que esa fuese su intención, pero siempre afirmó que había que dejar que las pinturas hablasen por sí mismas.

A partir de 1930 inició un largo y solitario camino pictórico, poblado de huesos de animales, calaveras, conchas, paisajes del desierto de Nuevo Mexico, y enormes flores, una de las cuales, la flor blanca de Estramonio, Jimson Weed, se vendió recientemente por 44,4 millones de dólares. Pintó un universo sensual, de colores brillantes y sombras oscuras, sugerente y a un tiempo enigmático, como ella misma.

Steglitz , cuando vio sus primeras obras dijo que eran las “más puras, más finas y sinceras” que habían entrado  en su galería en mucho tiempo. Fueron cualidades que Georgia O’Keeffe mantuvo hasta su muerte, en 1987.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/05/09/georgia-keeffe/00031620574698093248988.htm