¿Para cuando la inmunidad de grupo?

El gobierno , por incompetencia o por comodidad, deja en manos de 17 comunidades el plan de vacunación.  Y las comunidades , por no reconocer su impotencia, siguen sin pedir ayuda a quien puede proporcionársela. El resultado es un retraso tal que los jóvenes van a peinar canas cuando les toque el turno, y los viejos nos iremos muriendo, del covid19 o de lo que sea, sin habernos vacunado.

El ejemplo mundial de eficacia en este tema está siendo Israel, que va camino de conseguir la inmunidad de grupo en marzo  ¿Cómo?

En primer lugar compró más  dosis de vacunas que nadie, y más caras, eso sí;  tienen dinero y saben usarlo. Un exdirectivo de la OMS pidió vacunar “como si fuera una operación militar y de guerra”.. Y así lo han hecho, en jornadas de 24 horas , siete días a la semana, con incentivos. Y con el Ejército participando activamente.

Aquí no se ha vacunado durante los fines de semana ni los festivos.  Y nadie se ha hecho eco del ofrecimiento de nuestras fuerzas armadas, de sus 200 médicos y 700 enfermeros.

Allí se habilitaron como zonas de vacunación pabellones , carpas y hasta parkins, aquí se sigue pensando qué hacer con las farmacias.

Allí la sanidad , universal y gestionada de forma privada a través de mutuas, ha desplegado una cobertura digital que convoca a la vacunación de forma rápida y ordenada. Aquí tanto la ASPE como la fundación IDIS , que representan la mayoría de las empresas sanitarias privadas, han manifestado su disponibilidad para colaborar en la inmunización. Solo la comunidad de Madrid se ha gastado su dinero en conseguir la ayuda de Cruz Roja. El gobierno y el resto de comunidades dicen que lo resolverán solos.

La pregunta es ¿cuándo?

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/01/14/cando-inmunidade-grupo/0003_202101G14P16994.htm

Día negro para los pesqueros gallegos

Los pactos políticos equitativos son una utopía. Siempre hay una parte que gana, y es frecuente que ambas partes se consideren vencedoras en la pugna.

En el caso del Brexit, los negociadores de las dos partes dicen sentirse satisfechos.  Ursula von der Leyen dijo : “Ahora tenemos un acuerdo justo y equilibrado con el Reino Unido. Protegerá nuestros intereses de la UE, garantizará una competencia leal y brindará previsibilidad a nuestras comunidades pesqueras.”  Boris Johnson sonó más triunfalista: El pacto «protegerá puestos de trabajo, permitirá que los productos del Reino Unido se vendan sin aranceles ni cuotas en el mercado de la UE y permitirá a las empresas hacer aún más negocios con Europa”, y ya en plan nacionalista: “además , logra recuperar el control de nuestras leyes y nuestro destino».

Casi a la vez,  la patronal pesquera española, Cepesca, en declaraciones de Javier Garat, secretario general de la entidad, manifestó que el día de la firma es un «día negro para los pescadores europeos, sus familias y sus comunidades». Y la región más perjudicada es, según parece, Galicia.

Boris Johnson no iba a ceder en lo de la pesca porque el control de las aguas marítimas tiene un valor simbólico que le va a permitir salvar su vida política. Y a la UE ceder en eso le ha resultado un precio “justo y equilibrado”. A fin de cuentas , España es un país del Sur, uno de los PIGS, y Galicia una comunidad callada, que no alborota ni crea problemas como los catalanes o los vascos; una perfecta moneda de cambio. ¡Ay, si Alemania fuese una potencia pesquera, otro gallo nos cantaría!

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2020/12/28/dia-negro-os-pesqueiros-galegos/0003_202012G28P16992.htm

Solas , tranquilas, sin dramas

Y además contentas, dentro de lo que la pandemia permite. Así pasaremos estas fiestas algunas madres y abuelas, y también algunos padres y abuelos.

Se lo dije a mis hijos hace un mes: Yo me quedo en casa y vosotros en las vuestras. Les pareció exagerado, pero la evolución de la pandemia me ha dado la razón. Las recomendaciones de Sanidad para las comidas familiares son ponerse la mascarilla entre plato y plato, y que no se sienten enfrente los no convivientes y mantener entreabiertas dos ventanas durante toda la reunión. ¿Se imaginan la corriente de aire en Madrid , Burgos o Lugo?

El verano pasado, mis hijos y nietos vinieron a pasar conmigo unos días, para no romper la tradición de veranear juntos. Se hicieron tests, también mis nietecillos de diez años, que me enseñaban el dedo donde los habían pinchado: “ salía sangre”, decían . Con todo, mis hijos se pasaron la semana diciéndoles : “no os echéis encima de la abuela”.

Fue un gesto de cariño hacia mí. Ahora es el mío hacia ellos: No quiero que se pasen las fiestas con la mascarilla al lado del plato y con un cuchillo de aire helado cruzando la habitación. Y no quiero que piensen en una anciana triste. No estaré así, ni yo , ni tantas mujeres ( y algunos hombres ) que estaremos sin compañía.

Las abuelas pertenecemos a una generación de postguerra, acostumbrada a bregar y a salir adelante. Somos las abuelas/os  que se hacen cargo de los nietos cuando los padres trabajan, y que comparten su pensión cuando la necesitan. Somos mujeres trabajadoras, independientes, con una vida propia. Y pasaremos solas estas fiestas con la satisfacción de estar facilitando la vida a nuestros hijos. Ya vendrán mejores tiempos ¡qué diablos!

¡Feliz Navidad, Feliz 2021!

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2020/12/22/soas-tranquilas-sen-dramas/0003_202012G22P18994.htm

¿Luces o jamones?

Tras realizar una consulta , la alcaldesa de un pueblecito de la serranía de Ronda ha sustituido las luces de Navidad por un regalo comestible :un jamón de pata negra ,dos embutidos , y una botella de vino para cada uno de los 250 vecinos, que se muestran encantados con la decisión.

Me pregunto que habrían opinado, en caso de ser consultados , los vecinos de grandes ciudades como Vigo, cuya fastuosa iluminación compite con la de Nueva York, o los que viven en Madrid , Barcelona o Sevilla.

Creo que muchos se inclinarían por el jamón. A mí me encantan las luces, pero en las circunstancias actuales, no lo dudaría. Es más, no entiendo qué sentido tiene iluminar calles cuando se cierran bares, restaurantes, comercios, cines, teatros…Y cuando se critica duramente a través de los medios las multitudes que acuden a realizar compras.

Siempre se ha dicho que la iluminación era un reclamo para que la gente acudiese no solo a contemplarla sino , fundamentalmente, para que , de paso , hiciese gasto en locales comerciales y de ocio. Si ahora lo que conviene para frenar la pandemia es evitar aglomeraciones de cualquier tipo ¿ qué finalidad tiene y a quién beneficia ese gasto en iluminación?

No de si lo que se gasta en iluminar Vigo, Madrid, Barcelona o Sevilla daría para regalar un jamón a cada vecino, pero estoy segura de que sería suficiente para llevar una cesta navideña a todas esas familias que hacen diariamente largas colas en las asociaciones benéficas para conseguir una comida. Y también estoy segura de que a la mayoría de los ciudadanos de esas ciudades les parecería bien esa opción.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/vigo/2020/12/18/luces-ou-xamons/0003_202012G18P19993.htm

Los efectos adversos

Imaginen por un momento que la encantadora nonagenaria inglesa que recibió la primera vacuna ante los ojos de millones de televidentes se hubiera llevado la mano al corazón tras recibir el pinchazo y su cabeza hubiera caído sobre el pecho… ¡Que hecatombe! Aparte del crak en la Bolsa, miles de negacionistas enfervorizados asaltando calles y lugares públicos sin mascarillas y sin control. La tercera ola del Covid19  se extendería como un sunami imparable…

No fue tan grave lo sucedido, pero anduvo cerca: los dos sanitarios ingleses que sufrieron reacciones anafilactoides ( que pueden ser mortales ) al recibir la vacuna han sido un jarro de agua fría y una advertencia para muchas personas: no deben  ponerse la vacuna de Pfizer los que sufren alergias serias.

Yo soy partidaria acérrima de las vacunas aunque esto de las alergias me da que pensar. En mi familia más cercana hay dos alergias serias ; una, a todos los mariscos ( que ya es mala suerte)  y otra al pelo de los animales; y otras leves: al bacalao y al salitre del mar. Entre mis amigos, son innumerables los alérgicos de diversa gravedad:  al veneno de las avispas, a las gramíneas, al polen, a la leche, a los frutos secos, al polvo, a la lana… Consuela pensar que en los centros de vacunación es preceptivo tener a mano inyecciones de epinefrina para prevenir reacciones.

Pese a los efectos adversos, la conclusión es que hay que vacunarse . Las vacunas han salvado millones de vidas a lo largo de la historia reciente. Con  ellas ganaremos la guerra contra el Covid19. Si en la batalla caemos algunos, ese es el precio que hay que pagar. Y vale la pena ¡ que caray

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2020/12/13/os-efectos-adversos/0003_202012G13P20995.htm!