¿Con o sin ?

El sábado 26 salí a andar contentísima. ¡Qué placer sentir el aire y el sol en toda la cara y respirar sin esfuerzo! El placer me duró poco porque enseguida empecé a cruzarme con gente que llevaba puesta la mascarilla y se apartaba al verme. Pensé que podían ser personas de alto riesgo, y en una reacción automática me bajé a la calzada para dejar la acera libre, como he hecho durante meses, cuando yo la llevaba y las aceras estaban ocupadas por mesas de bares llenas de gente sin mascarilla.

En un jardín, vi lo nunca visto: un grupo de chicos muy jóvenes, sentados codo con codo, todos con mascarilla. Y así a lo largo de la semana, gente de todas las edades que siguen usándola al aire libre. Según los medios informativos, por diversas razones: porque se sienten más protegidos, dicen; o por comodidad: van a coger un transporte público o a un espacio cerrado y ya la llevan puesta; o por desconfianza : el Gobierno se ha precipitado, dicen, fue una decisión más política que sanitaria; lo hizo para compensar lo de los indultos; no te puedes fiar de alguien que cambia de ideas como una veleta. La última noticia es que los jóvenes la usan porque los viajes de fin de curso están llevando a hijos y padres a la UCI.

 Al mismo tiempo, continúan los botellones, las celebraciones multitudinarias y fiestas de todo tipo, con baile incluido. Y quienes no participamos de esas “alegrías” unimos a la inseguridad que ha generado el virus, la generada por un Gobierno incompetente y más preocupado por mantenerse en el poder que por los males de la ciudadanía. ¡Hasta cuándo, caray!

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/07/06/ou-sen/0003_202107G6P14995.htm

Triste imagen de la juventud

 En días pasados, cuando aún la mascarilla era obligatoria, se han visto por TV imágenes lamentables de jóvenes . No se trata solo de que no respeten las reglas , es sobre todo su forma descontrolada de comportarse , los gritos, las risotadas, las expresiones inconexas, que no se sabe si son para justificar sus actos o animar a otros a participar  : ¡¡fiesta, fiesta!! ¡hay vida!¡aquí estamos! … Pensé: deben de estar borrachos o drogados para hablar y actuar así. No pueden ser tan idiotas… Y esa palabra me trajo a la memoria algo ocurrido hace muchos años.

Me habían comentado que los chicos fumaban porros en el Instituto público donde mi hijos estudiaban. Hablé con el mayor que dijo que él no fumaba, ni porros ni nada, pero que creía que “los pequeños” sí lo hacían. Hablé entonces con el de doce años. Dijo que sus amigos fumaban, pero que él no.  ¿Ni siquiera una vez, para probar, por la experiencia? le dije en plan progre. Y él , pobre chaval, respondió : Mira, antes en el recreo salíamos a jugar o a hablar de nuestras cosas , y ahora ya no se puede hablar ni hacer nada; se ríen como bobos, y se les pone cara de…   Se calló. Yo insistí , ¿cara de qué? … Él , con un gesto de tristeza, dijo: cara de anormales, de idiotas. Yo no fumo porque no quiero que se me ponga esa cara.

Pues sí, esa era la cara de los jóvenes que estaba viendo por la tele. La expresión “descerebrados” se está generalizando para referirse a ellos. Con seguridad, son una minoría. Me consta que hay una juventud responsable, generosa e idealista, dispuesta a sacrificarse por una buena causa. Lamento con toda mi alma esta otra imagen que se va haciendo habitual.https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/06/28/span-langgltriste-imaxe-da-mocidadespan/0003_202106G28P8993.htm#comments

Peor, mucho peor

Leo el viernes en las páginas de La Voz de Galicia la resolución de un caso ocurrido durante el confinamiento. en la villa de Carril: Un grupo de mujeres que acuden a misa son increpadas desde una ventana por un vecino que las acusa de poner en peligro por contagio  la seguridad de sus familias y del resto de la población .

Las mujeres replican, el vecino se encrespa y se producen insultos. La escena transcurre en el atrio de la iglesia y es grabado con un móvil en un vídeo que , según  dicen, se hizo viral. Cinco mujeres denuncian al vecino y hay un juicio.

Días antes se había producido una llamada a la Policía para denunciar que en la misa del domingo había demasiada gente. La Policía se personó en la Igesia y comprobó que no había exceso de púbico y que se respetaba la distancia de seguridad.

El vecino fue acusado de un delito leve de coacciones, pero al iniciarse el juicio manifestó que se arrepentía de lo hecho y prometía no reincidir. Las mujeres retiraron las denuncias, la Fiscalía desistió de la acusación y el hombre fue absuelto.

Se diría que la cosa acaba bien ¿ verdad? Pues lean los comentarios actuales a la crónica de este suceso, enviados al periódico desde toda Galicia y también desde fuera:  Ataques a la Iglesia, a las “beatas”, al vecino de la ventana, a quienes le perdonaron, a la Policía, a los políticos, a los periodistas , a “este país” , y ataques de unos comentaristas a otros.

Da miedo tanto odio , tanta intolerancia, tanto resentimiento. Y decían que de esta pandemia saldríamos siendo mejores…

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/06/21/peor-moito-peor/0003_202106G21P10994.htm#comments

La justicia por la mano

Me temo que el caso de la mujer que seccionó el pene a su jefe y lo denunció por agresión sexual va a servir para desacreditar las  denuncias de mujeres  y, de paso, al movimiento Me too.

Ocurrió en Barcelona y todo parece indicar que se trata de una venganza y no de un caso de defensa propia. La mujer trabajaba de camarera en un bar propiedad del agredido. Ambos son de Bangladesh, él casado allí, y, según informaciones de testigos, mantenían relaciones íntimas. No está claro lo sucedido, y, de momento, la mujer está detenida y, según noticias de prensa, la policía desconfía de sus declaraciones y de que haya habido un ataque previo que motivase su agresiva respuesta.

El caso me trajo a la memoria un poema durísimo de Rosalía de Castro, “A xustiza pola man”. En él una voz de mujer nos dice que gente que tiene fama de honrada en la ciudad la ha agredido y deshonrado. Recurrió a la justicia y no obtuvo ayuda; tampoco la recibió del Cielo: “tan alto que estaba el buen Dios no me oía”, nos dice. Entonces coge una hoz, un instrumento de trabajo en el campo, y sigilosamente, cuando sus agresores están dormidos, de un solo tajo les siega la cabeza.  Y concluye “Entonces se hizo Justicia; yo, en ellos, y las leyes en la mano que los hirió”.

Es posible que solo el deseo de venganza haya empujado a la camarera de Bangladesh a una agresión tan cruel y violenta, pero también es posible que un sentimiento de indefensión y un deseo de justicia, igual al de la mujer del poema, haya guiado su cuchillo hacia esa parte de la anatomía de su jefe.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/06/06/span-langgl-xustiza-pola-manspan/0003_202106G6P15997.htm

Ponerse en forma

Estamos ya cerca del verano y proliferan en todos los medios de comunicación, incluidas redes sociales, los anuncios y consejos para ponerse en forma, algunos de los cuales no ocultan su verdadera intención, que no es mejorar la salud sino que al quitarte de encima el envoltorio de ropa que cubre tu cuerpo en el invierno, te veas con un aspecto estupendo si eres joven , y un poco menos deteriorado si ya acumulas un montón considerable de años.

Yo me encuentro en ese último apartado, el de los muchos inviernos, y no pensaba hacer, de cara al verano , nada más que  lo mismo que he hecho durante toda la pandemia: andar seis kilómetros diarios y levantar unas ridículas mancuernas de 1.5 kilos, que no estoy segura de que sirvan para algo , pero que me las ha recomendado una amiga muy optimista.   Y es ella la que ahora me ha pasado un folleto con unos ejercicios que duran solo 30 minutos y que repetidos tres veces todos los días durante un mes fortalecen “ el tren superior y el inferior”, así lo dice y así lo transcribo, por si fuesen útiles para alguien:

 Thruster , man maker, press de pecho, ,jumping  jacks, culs de bíceps, burpees, montain climbers, frog pump, squat, reverse nordic curl, lunge, kneeling get up, crunch modificado y puente de glúteo bird dog.

Me he acordado de que García Lorca decía del verso de Rubén Darío “que púberes canéforas te ofrenden el acanto” que él solo entendía el “que”….Yo , del folleto gimnástico, que viene sin dibujos ni ninguna otra  información, solo entiendo los “de “. Así que, para empezar, voy a ver si pongo en forma mi inglés , y después ya veremos.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2021/05/29/ponerse-forma/0003_202105G29P13991.htm